miércoles, 27 de junio de 2018

¿Cómo evitar las multas de tráfico?

El afán recaudatorio de Estado está causando que la DGT cada vez imponga más sanciones de tráfico, de tal manera que personas que no habían sido multadas en toda su vida, lo han sido hasta en más de una ocasión en el último año.

Guardia civil vigilando el tráfico

Siempre resulta doloroso cuando nos tocan el bolsillo, y recibir una multa de tráfico nos lo toca y mucho, pero esto no siempre es lo peor, ya que si la sanción viene acompañada con una pérdida de puntos en el carné de conducir, podríamos perderlos todos y tener que depender de otros o del transporte público para poder desplazarnos de un sitio a otro. En por ello por lo que en este artículo pretendemos dar algunos consejos para evitar ser multados.

Presta atención a las señales y respétalas. La mayoría de las multas no se reciben por haber cometido una infracción de forma consciente, sino que en la mayoría de los casos son causadas por una falta de atención al volante, por eso es muy importante estar atento a todas las señales de tráfico que nos encontramos mientras conducimos y, por supuesto, a los agentes de tráfico. El que hay que respetarlas es ya algo de Perogrullo.

Conduce con prudencia. Conducir con prudencia implica no superar la tasa de alcoholemia permitida, no utilizar el móvil mientras conducimos, no conducir por el carril bus, y no saltarnos ningún semáforo. Estas son tres de las infracciones de tráfico más frecuentes, infracciones todas ellas que además van acompañadas por una cuantiosa pérdida de puntos.

Conoce y cumple con los límites de velocidad. Debemos conocer cuáles son los límites de velocidad dependiendo del vehículo y la vía por la que circulemos, cumplir con ellos es fundamental si no queremos ser “cazados” en alguna una ocasión. Las multas de velocidad son las que se imponen con mayor frecuencia, pero es que además debemos ser conscientes de que el exceso de velocidad es la primera causa de accidentes graves.

Algo muy importante si vamos a viajar al extranjero con nuestro coche, es informarse debidamente de cuáles son los límites de velocidad en cada uno de los países que vayamos a visitar.

Seguro en regla. Conducir sin seguro o sin tener los papeles del coche en regla es una infracción muy grave. Nunca debemos conducir un coche que no esté debidamente asegurado, ya no por el peligro de ser multados, sino porque si causamos un accidente con víctimas podríamos acabar en la cárcel.

Si vuestro coche no dispone de seguro, podéis hacer click aquí y ver la oferta de seguros de coche que más os interese.

Pasa la ITV a tiempo. Ni que decir tiene que mantener en buenas condiciones nuestro coche es muy importante para nuestra seguridad, y la ITV es una obligación que nos fuerza a cuidar y mantener nuestro coche como es debido. Si no cumplimos con esta obligación nos puede caer una buena multa, no solo por no haber pasado la ITV sino, por ejemplo, porque nuestro coche tenga alguna luz rota o la matrícula deteriorada.

No aparques en doble fila y compra tickets de aparcamiento. Nunca debemos dejar el coche en doble fila, aparte de que estaremos entorpeciendo el tráfico, la multa está casi asegurada. Y si aparcamos en un sitio regido por la ORA, no debemos dejar de poner el correspondiente ticket aunque solo sea cuestión de un minuto, ya que por ahorrarnos 50 céntimos podemos acabar siendo sancionados con una multa de 50 euros.

No olvides colocarte el cinturón de seguridad. Ya casi nadie conduce sin el cinturón puesto, pero los que tienen una cierta edad y no fueron educados desde niños en tener que abrochárselo nada más subir al coche, pueden en alguna ocasión olvidarse de ponérselo. Esto ya no solo debe hacerse para evitar ser multado, sino por nuestra propia seguridad.

En conclusión, evitar ser multado solo implica emplear el sentido común, el código de circulación no se ha creado para incordiar a los conductores, sino para todo el mundo pueda circular con mayor seguridad.

0 comentarios: