miércoles, 6 de febrero de 2008

¿Creó Dios todo lo que existe?

Albert Einstein en preguntas y respuestas de pregúntameNos encontramos en Alemania a comienzos del siglo XX. Durante el transcurso de un curso al que asistían varios universitarios, un profesor de la Universidad de Berlín propuso un desafío a sus alumnos haciendo la siguiente pregunta: ¿Dios creó todo lo que existe?

Un alumno respondió, valientemente: Si, Él creó todo

¿Dios realmente creó todo lo que existe?, preguntó nuevamente el maestro.

Si señor, respondió el joven.

Entonces el profesor le respondió: Si Dios creó todo lo que existe, entonces Dios hizo el mal, ya que el mal existe. Y si establecemos que nuestras obras son un reflejo de nosotros mismos, entonces Dios es malo.

El joven se calló frente a la respuesta del maestro, que, feliz y contento, se regocijaba de haber probado, una vez más, que la fe era un mito.

En ese momento otro estudiante levantó la mano y dijo: ¿Puedo hacerle una pregunta, profesor?

Desde luego, respondió el profesor.

El joven se paró y preguntó: Profesor, ¿el frío existe?

¿Pero qué pregunta es esa?… Lógicamente existe, ¿o acaso nunca sentiste frío?

El muchacho respondió: En realidad, señor, el frío no existe. Según las Leyes de la Física, lo que consideramos frío, en verdad es la ausencia de calor. Todo cuerpo u objeto es factible de estudio cuando posee o transmite energía; el calor es lo que hace que este cuerpo tenga o transmita energía. El cero absoluto es la ausencia total de calor; todos los cuerpos quedan inertes, incapaces de reaccionar, pero el frío no existe. Nosotros creamos esa definición para describir de que manera nos sentimos cuando no tenemos calor.

Y, ¿existe la oscuridad?, continuó el estudiante.

El profesor respondió: Ciertamente existe.

El alumno contestó: La oscuridad tampoco existe. La oscuridad, en realidad, es la ausencia de luz. La luz la podemos estudiar, la oscuridad no. Gracias a Isaac Newton, todos sabemos que, a través de un prisma transparente, se puede descomponer la luz blanca en sus varios colores, con sus diferentes longitudes de ondas. La oscuridad no se puede descomponer en nada. ¿Cómo se puede determinar lo oscuro que está un espacio determinado? En base en la cantidad de luz presente en ese espacio. La oscuridad es una definición utilizada por el hombre para describir qué ocurre cuando hay ausencia de luz.

Finalmente, el joven preguntó al profesor: Señor, ¿el mal existe?

El profesor respondió: Como afirmé al inicio, vemos crímenes, estupros, violencia en todo el mundo. Esas cosas son del mal.

El estudiante respondió: El mal no existe, señor, o por lo menos no existe por sí mismo. El mal es simplemente la ausencia del bien. De conformidad con los anteriores casos, el mal es una definición que el hombre inventó para describir la ausencia de Dios. Dios no creó el mal. El mal es el resultado de la ausencia de Dios en el corazón de los seres humanos. Es igual a lo que ocurre con el frío cuando no hay calor, o con la oscuridad cuando no hay luz.

El joven fue aplaudido con los alumnos en pie. El maestro, moviendo la cabeza, permaneció en silencio y, finalmente, se dirigió al joven estudiante y le preguntó: ¿Cuál es tu nombre?

A lo cual el alumno respondió: Me llamo, Albert Einstein.

Artículos relacionados: El ombligo de Adan y Eva.

2 comentarios:

Neko Chan dijo...

"La palabra Dios no es más que la expresión y el fruto de la debilidad humana, y la Biblia, una colección de honorables leyendas primitivas, las cuales, no obstante, son bastante pueriles" es una frase escrita por Einstein en 1954 en una carta la cual se va a subastar

Gracias a http://charlatanes.blogspot.com/2008/05/einstein-y-la-religin.html
por la informacion

Anónimo dijo...

El aire no lo ves y lo sientes, Dios es igual: no lo ves pero si lo buscas lo sientes.

Dios no se puede mostrar en los corazones cerrados, es como ponerle una barrera que evita que le puedas conocer.

Ejemplo: Te pueden dar un consejo,pero si no pones en práctica ese consejo no sirve de nada que te lo hayan dado.

http://www.iglesiasamaria.org/