viernes, 9 de junio de 2017

¿Qué es la miopía o ser una persona miope?

Como mucho de vosotros sabréis la miopía se trata de un defecto visual que consiste en no ver bien a distancias medias y lejanas. El ser miope tiene relación con el hecho de que el enfoque del ojo tiene lugar antes de la retina en vez de sobre la misma retina, es decir, se trata de un exceso de potencia de refracción de los medios transparentes del ojo con respecto a su longitud. Para subsanar este defecto visual basta con que utilicemos unas gafas o lentes de contacto para visión miope (lentes divergentes).

Ojo con miopía en preguntas y respuestas

Además, actualmente también existe la opción de corregir este defecto del ojo mediante una operación de la miopía con láser, este tipo de operaciones están ya muy experimentadas y la satisfacción de las personas que se han sometido a la misma es muy elevada.

En pocas palabras la operación de la miopía consiste en "esculpir" la córnea, es decir, la capa más exterior del ojo, con un láser. Esto permite al ojo enfocar las figuras sobre la misma retina corrigiendo el defecto visual existente. La técnica es ya muy efectiva, el enfermo sale y entra en el quirófano por su propio pie, dura tan sólo unos minutos y prácticamente no tiene efectos secundarios. La técnica láser se puede emplear también para subsanar otros defectos refractivos (de enfoque) como la hipermetropía y el astigmatismo.

La miopía es, por lo tanto, un defecto de refracción o ametropía bastante común (aunque el más común de todos es la hipermetropía). La miopía se mide en dioptrías negativas. Los últimos estudios realizados en relación con la miopía revelan que la patogénesis, origen y desarrollo de la enfermedad están relacionados con factores genéticos o hereditarios. La miopía se produce por el hecho de que el eje anterior/posterior del ojo miope es más largo que en los ojos no miopes.

Por otro lado, el aumento de la miopía y la dificultad para ver objetos distantes durante la infancia, la adolescencia y a veces durante el embarazo, es un fenómeno fisiológico normal que no es posible evitar ya que la miopía no se puede prevenir. Por lo general la miopía se desarrolla en la época escolar, estabilizándose hacia los veinte años. Hasta ese momento la miopía puede sufrir cambios y requerir modificaciones en la graduación de las gafas o lentillas relativamente frecuentes. Obviamente hasta que la miopía no se estabilice la operación de la misma no es recomendable.

Los padres deben estar atentos y comprobar que sus hijos no experimentan dificultades al ver la televisión, no se acercan demasiado al leer libros o no son capaces de ver objetos lejanos. Otros síntomas de dificultades en la visión son el bizqueo y el dolor de cabeza. Si se da alguna de estas circunstancias es fundamental acudir al oftalmólogo ya que la miopía, de no detectarse a tiempo, puede tener consecuencias emocionales, sociales y educacionales para el niño.

0 comentarios: